El consorcio formado por la eléctrica francesa EDF, la compañía Masdar de Abu Dhabi y la empresa marroquí Green of Africa ha seleccionado a TSK para el diseño y construcción de esta novedosa planta solar, con una inversión superior a los 700 millones de euros.

El consorcio formado por las compañías mencionadas se ha impuesto a otros cuatro consorcios internacionales para este proyecto híbrido que combina energía solar fotovoltaica (PV) y energía termosolar (CSP). El proyecto está promovido por la Agencia Marroquí de Energía Solar (Masen), y dará como resultado una planta híbrida fotovoltaica termosolar, que sumará 800 MW de potencia.

Como ha explicado el propio grupo En un comunicado, esta planta será la primera en el mundo que integra las dos tecnologías en una única instalación híbrida aprovechando las ventajas de cada una de ellas. Por un lado, la principal ventaja de la tecnología termosolar es que permite la generación de electricidad de una manera gestionable en cualquier momento del día, gracias a su capacidad de almacenamiento de energía a gran escala. Por otro, su gran fuerte es la competitividad, gracias a la reducción en costes de inversión y mantenimiento. «Con ello se consigue una planta que puede generar electricidad a partir del sol durante las 24 horas del día a un coste que le permite competir con las energías convencionales a partir de combustibles fósiles», explica la compañía.

A cierre de 2018, el grupo TSK alcanzó una facturación de 1.107 millones de euros, convirtiéndose en una de las principales empresas de ingeniería y construcción españolas con presencia en el sector de la energía, plantas industriales, oil&gas, medio ambiente y minería. El grupo tiene presencia en más de 30 países y 4 continentes.