A finales del mes de mayo, como anunció en su página web, Petronor inició  la Parada de Refinería 1, con el objetivo de renovar, revisar e implementar mejoras. Planta 1 es la mayor de las dos que dispone la refinería y tiene una capacidad de procesamiento de 7 millones de toneladas de crudo al año.

La parada, con una inversión de 49 millones de euros, se prolongará hasta la primera quincena de julio. La inversión se repartirá entre el mantenimiento y la actualización de las instalaciones y las inversiones y mejoras tecnológicas.

La mejora más destacada que se acometerá en la Parada será la instalación de un precalentador de aire en el horno de crudo, el más grande de la Península Ibérica, con lo que se mejorará la eficiencia energética y se disminuirán las emisiones de CO2.

Se trata de la segunda parada que Petronor acomete en 2019, ya que en enero paró su unidad de Conversión, lo que supuso una inversión de 52 millones de euros. Y durante esta parada, Refinería 2 seguirá con su actividad normal, con lo que, como informa la compañía, el servicio a los clientes está garantizado.