Cablebox mantiene una apuesta permanente por la calidad, lo que implica no sólo un exhaustivo control de los procedimientos de trabajo y el mantenimiento de altos estándares en los procesos de fabricación, sino también la obtención y renovación periódica de nuestras certificaciones, que evidencian una ejecución impecable.

La importancia de la calidad dentro de Cablebox queda de manifiesto en la existencia de un Departamento de Calidad propio, que es el responsable de la gestión, supervisión y control de todos los procesos de fabricación y también los de carácter administrativo y comercial.

Recientemente, hemos llevado a cabo la renovación de nuestros certificados para adaptarlos a la nueva versión de las normas internacionales ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015, certificación en Gestión de la Calidad y Medio Ambiente respectivamente.

Nuestro compromiso con la calidad es indisociable de nuestra condición de fabricantes. Forma parte de nuestro ADN como fábrica de soluciones para nuestros clientes, y esto se deja sentir no sólo en los certificados que lo acreditan, sino en la forma de afrontar los procesos de fabricación”.

Junto a estas certificaciones, además, los productos APLEI para atmósferas con riesgo de explosión están elaborados conforme a la directiva europea ATEX, y en función de los distintos mercados en los que se implantan cuentan también con las certificaciones IECEX, para el mercado internacional, y RUC-EAC, para el mercado ruso y bielorruso.